jueves, 29 de diciembre de 2016

Y es entonces.

Y es entonces, 
en nuestro último abrazo del día,
cuando nos imagino haciendo pedazos las barreras. 
Cuando, 
con un beso, 
te quitaría la ropa 
y te besaría el alma. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario