viernes, 30 de diciembre de 2016

Confesiones del 2016 I

Puede que tenga miedo de no encontrar a alguien. 
Alguien que sepa verme, 
que se atreva a derribar los muros que, 
yo misma, 
he ido construyendo. 
Y es entonces, 
mientras enciendo el penúltimo cigarrillo, 
cuando llegan las lágrimas y el vacío, 
los escalofríos en una cama vacía que, 
según parece, 
nadie tiene intención de llenar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario