martes, 1 de noviembre de 2016

Lluvia y sexo.

Sentir tu respiración en la nuca
mientras veo llover 
a través de la ventana
Girarme, 
y verte ahí, sonriéndome
y oír un hueles a lluvia y sexo 
como el mejor de los piropos.
Dedicarte la mejor de las sonrisas, 
la mas dulce de todas, 
antes de caer 
y volver a perdernos entre las sábanas. 
Porque ya es noviembre
 y a nosotros se nos da bien eso de combatir el frío. 
Juntos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario