viernes, 18 de noviembre de 2016

Inevitable.

Esa inevitable sensación, 
cada vez que escucho tu nombre, 
de tener que ponerle otro parche al corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario