miércoles, 26 de octubre de 2016

¡Y qué triste!

Me he pasado la noche 
en el banco comiendo pipas
y en cada crack,
te sentía a mi lado mirándome
mientras pasabas tu mano por mi nuca. 
Entonces, me he dado cuenta 
que nunca llegamos a tener un último baile. 
¡Y qué triste! 

sábado, 22 de octubre de 2016

Asfixia II.

Nada oprime tanto el pecho 
como mirarte a los ojos 
y verme olvidada. 

viernes, 21 de octubre de 2016

A tí.


Es fascinante el poder que tienen los lugares. 
Cada vez que paso por nuestro banco, 
quiero volver allí y quedarme entre tus brazos.

viernes, 14 de octubre de 2016