lunes, 8 de agosto de 2016

Si no fuera.

Hace pocos días que no estás y, 
si no fuera porque aún siento tus labios
y tus manos siguen recorriendo mi piel, 
si no fuera porque nuestras conversaciones 
siguen sonando en mi cabeza, 
parece que nunca has existido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario