jueves, 18 de agosto de 2016

Quizás.

Quizás, 
lo que ocurre es que
cuando tenemos la oportunidad de ser felices, 
nos acojonamos,
y decidimos quedarnos solos. 
¿O es que ya nos han jodido tantas veces
que nos da miedo arriesgarnos a amar? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario