miércoles, 31 de agosto de 2016

Escuece.

Quizás aún escuece un poco. 
La voz sigue temblándome cuando hablo de ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario