domingo, 31 de julio de 2016

Esas.

Y puede que lo mío sean las relaciones a medias.
 Esas que empiezan de las formas más extrañas y acaban desastrosamente. 
Esas que no empiezan, ni acaban, 
pero sí terminan con la autoestima. 
Supongo que quizás, 
por eso, 
ahora me pinto los labios. 
Para sentirme un poco más guapa y menos simple.
Menos yo. 

Fuiste.

Fuiste una bonita casualidad
que no debe volver a repetirse. 
Aunque esté dispuesta a dejarme la vida en ello.  

viernes, 29 de julio de 2016

Fruto prohibido.

Tus labios son para mí 
como la manzana a Eva.
Y es ahora, cuando entiendo, 
por qué decidió probar ese fruto 
sabiendo que habrían consecuencias. 
A mí me ha pasado lo mismo contigo. 
Es entonces cuando me pregunto, 
una vez probado el fruto prohibido, 
¿quién va a quitarme las ganas de volver a follarte?

280716.

Un nuevo intento. 
Un fallo más. 

miércoles, 27 de julio de 2016

A la razón de mí vida.

Porque eres quien deja la mejor de las huellas. 
Quien crea los mejores recuerdos que 
alguien como yo podría soñar tener. 

sábado, 23 de julio de 2016

Quiero.


Quiero encontrar a alguien
capaz de hacer que sienta 
lo que tú me hiciste sentir. 
Que te supere, 
con creces, 
para poder borrar tus manos de mi piel. 
Aunque después resulte ser peor el remedio que la enfermedad. 
Quiero poder sentir y no sentirte. 

jueves, 21 de julio de 2016

martes, 19 de julio de 2016

lunes, 18 de julio de 2016

Escombros.

Seamos realistas, 
no se puede construir una casa en un lugar lleno de escombros, 
y eres una montaña muy grande 
como para apreciar las ventajas del terreno.

domingo, 17 de julio de 2016

Cuando.

Hoy, 
mientras fumo un cigarrillo, 
recuerdo cada caricia, 
cada beso, 
cada mirada. 

Aquí, 
mientras cuelgan mis pies del balcón, 
recuerdo lo que sentía cuando se me erizaba la piel, 
si la tuya, rozaba la mía, 
cuando tu pecho era almohada, y me abrazabas, 
cuando no había pesadillas que torturaran el sueño, 
cuando eras casa, 
una casa de la que resulté ser una simple ocupa. 


Y,
 tendré que echarle la culpa al frío
por hacer que recuerde
 cada uno de los escalofríos que me hiciste sentir. 
Y encender otro cigarrillo que me ayude a olvidar. 
O a morir un poco más en el intento. 

viernes, 15 de julio de 2016

Hoy.

Supongo que tiene mérito 
eso de vivir una vida que no es tuya durante tanto tiempo.
Aguantar como el mayor de los pilares
tras muchas veces de querer abandonarlo todo. 
Hoy cierro una página llena de tonos grises para comenzar a escribir a todo color. 

martes, 12 de julio de 2016

Ella.


Ella. Una chica aparentemente fuerte, tímida, sensible, insegura, muy insegura, siempre con una sonrisa de oreja a oreja. 
Ella, descubrió un día la magnitud que pueden llegar a tener los sentimientos. 
Ella, tan reacia al romanticismo, encontró a alguien en quien confiar. 
Alguien a quien entregarle más de lo que ya había dado. 
Alguien que era capaz de cegarla con el simple hecho de torcer la comisura de sus labios para esbozar una sonrisa. 
Alguien por quien habría hecho cualquier cosa, cualquier locura. Ella, que siempre estaba en su mundo, puede decir que alguien la hizo más feliz de lo que se imaginaba.
Desgraciadamente, no todo lo bonito dura para siempre y tuvo que despertar de tan increíble sueño. De golpe. Sin avisos previos. Sin indicios.
Ella, que siempre había dicho que no necesitaba a nadie, no sabía cuanto se equivocaba hasta que le conoció.

Nobody.

Y es que nadie ha conseguido borrar los garabatos que hacías con tus dedos en mi espalda,
como quien pinta el mapa de un tesoro con pincel
mientras deja un cosquilleo a su paso y a mi se me eriza la piel.
Ni mucho menos ha conseguido ese nadie
sacarme la sonrisa como tú haces después de un polvo.



(Esto es algo que publiqué en un antiguo blog que probablemente cierre del todo, pero antes, recuperaré esas entradas que creo que tienen que perdurar en el tiempo. Esas entradas que por X o por Y, quiero que se queden en el baúl de los recuerdos).